CRÍTICA Eric

Jun 7, 2024 | Reseñas Series

Desde hace años, el actor londinense Benedict Cumberbatch tiene el problema de interpretar demasiadas veces al mismo personaje. En esta serie es otro genio insoportable de buen y torpe corazón. En Eric, de Abi Morgan, una de las grandes guionistas británicas tanto en cine (Shame, La dama de hierro) como en televisión (The Split, River, The Hour), el argumento se centra en la desaparición de un hijo único. En la búsqueda del muchacho saltan a la vista la difícil situación matrimonial de sus padres, a punto del divorcio.
La utilización de uno de los monstruos favoritos del pequeño Eric para poder encontrarlo podía ser brillante como premisa, en la línea de la genialidad de películas como Monstruos S.A., El castor o Dónde viven los monstruos. Pero en ese personaje imaginario y su conexión con el padre de Eric por medio de la esquizofrenia no hay un desarrollo lo suficientemente atractivo. Es un reclamo al que le la falta magia y talento para poder impulsar una investigación que apenas interesa.
La serie ofrece varios niveles de lectura sobre la descomposición familiar provocada por las enfermedades mentales y la falta de conciliación laboral, pero a esas buenas intenciones del guion necesitarían un desarrollo menos lineal y maniqueo, que reflejase la realidad poliédrico de las crisis familiares. Ya lo decía Tolstoi en su celebre comienzo de Anna Karenina: «Todas las familias felices se parecen, pero cada familia desgraciada lo es a su manera».   

Related Entries

0 comments

Send a comment

Your e-mail address will not be published. Required fields are marked with *.