CRÍTICA Shogun

May 14, 2024 | Reseñas Series

Esta novela del escritor y guionista australiano James Clavell ya había sido llevada a la televisión en 1980 en una miniserie británica de mucho éxito, protagonizada por un estelar Richard Chamberlain. En esta nueva adaptación se echa mucho de menos al intérprete británico, que le sustituye el norteamericano Cosmo Jarvis con mucho menos carisma. Y ahí parten algunas de las dificultades de la serie para estar a la altura de una gran historia.
Esta nueva adaptación de Shogun tiene una dirección artística de un nivel supremo, destacable en cada detalle de las localizaciones, vestuario, maquillaje… Y el guion mantiene en parte la vitalidad de la novela, con un retrato de la sociedad japonesa del siglo XVII en la que se cruzan la cultura oriental y occidental, el catolicismo y el protestantismo, las mujeres apartadas del poder y los hombres devorados por la ambición. En este marco se nota el desaprecio hacia las raíces católicas, españolas y portugueses, el respeto por la cultura japonesa y una devoción sin medida a todo lo que venga de Inglaterra.
La serie tiene tramos de genialidad, más visual que dramática, y otros en los que la pausa contemplativa no está acompañada de un desarrollo matizado de los personajes. Así sucede por ejemplo en el romance acelerado y epidérmico entre los dos protagonistas, que se presenta como épico pero que tiene unas raíces demasiado superficiales. Mucho más elaborado es la estrategia maquiavélica del mejor personaje de la serie, Yosii Torinaga, interpretado magistralmente por Hiroyuki Sanada, uno de los actores japoneses de mayor exito internacional desde hace décadas (Vengadores: Endgame, El último samurai).

Entradas Relacionadas

CRÍTICA Mi reno de peluche

CRÍTICA Mi reno de peluche

Que el creador de esta serie sea el joven actor y guionista británico Richard Graad, uno de los escritores habituales de la comedia Sex Education de Netflix no es ninguna casualidad. Mi reno de peluche se basa en una historia real, pero tiene un ADN reconocible a...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *